Ingredientes:

  • 3 pechugas de pollo
  • ½ limón
  • ½ cda de mostaza
  • 2 dientes de ajo, picados
  • Sal y pimienta al gusto
  • 1 taza vino Marsala
  • 2 tazas de champiñones, picados
  • 2 cdas de Aceite de oliva
  • 1 taza de agua

Preparación:

Cortar la punta a la pechuga para que quede cuadrada. Con un cuchillo, abrirlas por la mitad. Marinar las pechugas con el limón, mostaza, sal, ajo y pimienta. En un sartén, calentar el aceite de oliva, colocar las pechugas y dorar por un lado. Luego voltearlas y las dejarlas dorar por el otro lado. Cuando estén doradas, se colocan en un refractario de vidrio. En el mismo sartén, agregar más aceite de oliva y colocar los champiñones hasta que estén dorados. En un recipiente pequeño, revolver el agua y la crema de champiñones. Luego agregar esta mezcla al sartén y revolver. Agregar el vino Marsala y revolver. Dejar hervir. Agregar la salsa encima del pollo y hornear por 30-40 minutos. Servir y decorar con perejil.